miércoles, 25 de mayo de 2011

capitulo 32


--¡¡vete¡ --Enrique a la desnuda Rósula.
--¡¡no me puedes tratar así¡
Enrique agarra la ropa de Rósula, se la da a ella y la empuja al pasillo.
--¡¡bruto¡
Cuando ya está fuera ella le dice:
--vuelvo a buscarte mañana en la noche.
Enrique cierra la puerta y se lleva las manos a la cabeza. LLora derrotado por del dolor recordando la mirada de rabia y dolor de su hermano, de Pippa.
--siempre le falló a quien me quiere.
Llora y aúlla llorando sangre. Mientras Rósula se viste en el pasillo, cuando está vestida Emilio se acerca a ella y la bofetea:
--¡¡puta¡
Rósula le devuelve el bofetón:
--¡¡maricón¡
Los dos se miran con mucho odio.
--¡¡será mejor que me respetes porque seré tu cuñada¡
--¡¡Enrique jamás se casará si yo no lo apruebo. Se podrá divertir contigo pero jamás se casará¡
Rósula lo mira amenazante:
--¡¡ni te atreves o todo el mundo sabrá que eres un maricón¡
--¡¡y todos sabrán que eres la puta del rey¡ ¡¡estás loca si crees que Raquel se va a divorciar de mi hermano¡¡¡jamás serás reina¡¡jamás¡
Rósula se queda en silencio, en el fondo sabe que Emilio tiene razón.
--Guillermo es tu única salvación. cásate con él.
--¿¿y qué interés tienes tú en que me case con Guillermo?
Emilio no quiere que su prima sospeche y dice:
--¡¡me quiero librar de ti. Te quiero alejar de mi hermano pero soy tu primo y tampoco quiero que sea de cualquier manera¡
--Guillermo no es hombre para mi.
--pero te ama y él te hará respetable.
--no me interesa.
Rósula pasa de largo pero Emilio la agarra del brazo:
--¡¡le diré a todo el mundo que no eres virgen. Les diré que se acuesta con los empleados¡
--¡¡si yo caigo cae tu hermano¡
--¡¡no porque la reina y yo lo apoyaremos. Diremos que es mentira que fue tuyo. A ti no te apoyará nadie y toda tu vida serás conocida como la puta de Catonia¡
Rósula lo mira con odio:
--¿¿qué quieres?
--que aceptes a Guillermo.
--¡¡no¡
--Le diré a todo el mundo que te acuestas con todos hasta que lo aceptes a Guillermo.
Muy decidida, Rósula dice:
--¡nunca¡
Rósula se va a su cuarto, Emilio entra en la recámara de su hermano y antes que le diga algo le grita:
--¡¡TE ODIO¡
A Enrique le duele mucho el odio de su hermano. Nunca lo había visto así.

Guillermo está durmiendo y de repente se despierta sofocado. Está muy alterado. Siente una punzado en su corazón.
--algo ha pasado --dice para sí.
El guapísimo príncipe siente una gran angustia. Se levanta, va en boxers. Se acerca a la ventana, la abre. El aire toca su bello rostro y eso lo hace sentir mejor.
--Rósula. --dice con amargura.
Su rostro se llena de lágrimas.


La mirada de odio de Emilio lastima a su hermano.
--no me hables así, que me estás matando --le dice roto de dolor.
Emilio siente mucha rabia:
--¿¿porque volviste??¡
--Pippa se casó con otro. La perdí.
Enrique derrama lágrimas pero eso no conmueve a Emilio:
--¿¿¡y por eso te acostaste con Rósula¡¡ ¡¡Ella debió ser sagrada para ti¡¡¡ ¡¡Guillermo se muere de amor por ella. Tú sabes que para mí es importante su felicidad¡¡¿¿con qué cara lo miro ahora?¡
Enrique acaricia a su hermano pero Emilio lo rechaza con violencia. Enrique es muy cariñoso con su hermano:
--por favor, hablemos.
A Enrique le asusta mucho la mirada de su hermano.
--lo he perdido todo. No te quiero perder a ti ¡¡sé que soy una bestia, que hago daño a todo el mundo¡¡¡pero ¿¿qué hago?
Enrique llora sangre y a Emilio ahora sí sí le duele su dolor y los dos se abrazan.
--por que ella.,porqué. Yo le había dado mi palabra que no tendrías nada con Rósula. ¿Porque te metiste con ella?
--siento haberte fallado, pero tú no le puedes arreglar la vida a Guillermo.
--es que si tú tienes algo con Rósula puede ser una ruptura entre las dos familias y yo me muero si lo pierdo.
--Rósula no quiere tener nada con Guillermo. Si tu no le dices él no se enterará de esto.
--¡¡es que has sido el primero. Guillermo se va a morir de la pena si un día lo sabe y yo me muero si él sufre por tu culpa¡
Enrique se levanta y da golpes a la pared furioso con su cabeza:
--¡¡debí morir yo y no papá. Hago daño a todo el mundo. Raquel, Pippa. tú¡¡
Emilio abraza a su hermano por la espalda:
--no, tu no. Yo no quiero que tú te mueras. Tampoco quiero que sufras.
Enrique se calma al sentir el amor de su hermano. Los dos se miran más tranquilos y se sientan sobre la cama. Emilio no quiere sentarse en esa cama dónde ha estado Rósula.
--no me hagas sentir más mal.
Emilio mira la mancha:
--¿y ahora qué? Rósula te entrego su virginidad pero a cambio de una corona.
--Mi hijo es lo primero y ella lo sabe.
--no te dejará el camino libre.
--lo sé.
--no te sientas comprometido con ella. Si te casas con la mujer que ama Guillermo no te lo perdonaré nunca.
--si yo algún día me divorciara sería para casarme con Pippa .
--Jurame que nunca más te acostarás con ella.¡¡juramelo¡
Y Enrique se lo jura aunque con dudas, no está seguro de poder rechazarlo si ella le busca.

Al día siguiente, Emilio está sentado en el jardín de palacio leyendo. Enrique se le acerca. Está corriendo.
--me puedo sentar?
--prefiero leer, quiero estar solo.
A Enrique le duele la distancia con lo que lo trata su hermano. Le pone la mano en los hombros:
--te quiero mucho. No lo olvides.
Emilio mira fijamente a su hermano:
--no olvides que no debes volver a tocar un pelo a Rósula.
--ya te dije que lo haré.
--ahora quiero leer.
A Enrique le duele la frialdad de su hermano, le sonríe con timidez y sigue corriendo. Emilio continúa con la lectura. De repente se estremece al ver llegar a Guillermo. Eses jeans le resaltan su cuerpazo y le vuelve loco a Emilio. Guillermo se sienta muy pegado a Emilio, con la mano en el muslo de Emilio en un gesto en plan fraternal pero que excita mucho a Emilio.
--¿qué tal?¿cómo va todo? ¿alguna novedad?
Guillermo mira a Emilio con mucho cariño y a Emilio le duele que su hermano se haya acostado con la mujer que ese hombre ama. Siente culpa, no se atreve a mirarlo a los ojos. Guillermo ha aprendido a conocerlo, le acaricia la barbilla para que lo mire a los ojos. La mirada de Guillermo lo penetra, Emilio vibra.
--que pasa, Emilio?
Y Emilio lo ama desesperadamente y tiene miedo de no volver a verlo si sabe lo que ha pasado ese noche.


No hay comentarios:

Publicar un comentario