miércoles, 25 de mayo de 2011

capitulo 44 (y último)


Aurelio y Maju acaban de hacer el amor. Los dos están muy felices. Él desea pedirle que tenga un hijo pero no se atreve.
--tengo que decirte algo pero no sé si te va a gustar--ella.
--el que?
--es que ya sé que llevamos poco tiempo juntos y no quiero que pienses que lo hice para retenerte. Fue un accidente pero maravilloso
Aurelio no puede creer lo que oye:
--¿¡estás embarazada?
Maju hace que sí con la cabeza. Y Majú que tenía miedo de molestar a Aurelio está siente que es la noticia más feliz que le han dado en su vida. Abraza fuerte a Majú. Le emociona que una mujer esté feliz de llevar un hijo en el vientre. Besa a su chica y acaricia el vientre de ella:
--nadie me separará de ti. Nadie.
Luego acaricia a Maju:
--te amo. Te amo.
--Y yo a ti. Me enamoré cuando ya nunca pensaba hacerlo.

Las declaraciones de Elena han sido un escándalo en todo el mundo. Guillermo es demasiado feliz para preocuparse, pero le duele por su primo. Enrique se pone furioso y más cuando Aurelio en una de las visitas a su hija le dice burlón:
--te quedaste con mi hija porque no eres macho para preñar a una mujer.
--¡retira eso¡
Enrique lo va a pegar pero Aurelio se aparta riendo:
--¡no olvides que la madre de tu hermana es mi mujer. Yo sé que te mueres por tener un hijo, que no sé cuidan¡¡¿porqué será?
A Enrique le atormenta que de verdad sea estéril.
--¡¡yo soy tan o más hombre que tú¡
Burlón Aurelio le dice:
--que yo no porque tú jamás has tenido hijos y yo ya voy a por el segundo y los que me faltan.
Esto impresiona mucho a Enrique:
--Majú te va a dar un hijo?
--sí. Como ves todo el mundo es papá menos tú.
Aurelio disfruta del dolor de Enrique.
--¡¡yo sí puedo ser padre¡¡
--¡pues no parece. Todo el mundo cree lo mismo, que no eres un hombre de verdad. Debes darme las gracias porqué preñé a tu mujer porque si fuera por ti jamás tendrías la dicha de ser madre¡¡
Muy molesto Enrique dice:
--¡me haré una prueba para que todo el mundo se entere que soy un hombre de verdad¡
Pippa estaba bañando a la niña. La deja en su cuna y se mete:
--¡¡no tienes que demostrar nada.¡
--tú crees que no soy hombre? –Enrique dolido.
--tú eres el hombre que yo amo me da igual si puedes tener hijos o no.
Riendo Aurelio dice:
--porque yo ya te di uno que sino sería una faena.
Pippa mira a su ex esposo angustiada:
--¡no te metas¡
Muy herido en su orgullo de hombre, Enrique dice:
--si soy estéril me iré, dejaré el camino libre a Pippa para que sea feliz con un hombre que le pueda dar los hijos que ella quiera.
Pippa lo abraza desesperada:
--¡no me hagas esto. ¡
Risueño Aurelio le dice:
--por mi no lo hagas, yo soy muy feliz y tendré muchos hijos.
Aurelio se va dejando a Enrique atormentado. Desesperada, Pippa toma en brazos a su hija y dice:
--¡¡júrame por la vida de mi hija que no te harás las pruebas, que no me dejarás pasa lo que pasa¡
--te lo juro.
Pippa se queda tranquila pero él ha cruzado los dedos. Y en secreto se hace las pruebas y cada noche hace el amor con su esposa con la intensidad de si fuera la última vez y vive atormentado por no poder ser nunca plenamente feliz. Días después, Enrique se despide de Pippa como siempre. Todo es normal pero Enrique sabe que es un día clava en su felicidad. Ya tienen los resultados de su prueba de fertilidad. El mundo se le cae encima cuando el doctor le confirma lo que todos decían divertidos y él se negaba a aceptar: ¡jamás tendrá un hijo¡ El dolor y la rabia lo consume. Se refugia en ese barco dónde fue feliz con Rósula. Y grita al cielo a la vida que no le dejaran ser feliz con la mujer que ama. Y llora derrotado por el dolor. Desaparece en su barco dispuesto a desaparecer del mundo. No le dice nada a Pippa, solo le envía los resultados de sus prueba y ella ya lo sabe todo. Llora pero jura que lo buscará por cielo y por tierra y no parará hasta dar con él.




3 años después,.. Enrique llega a Catonia. Guillermo lo va a recibir.
--por fin primo. Me ha costado mucho localizarte.
Enrique es un hombre triste, amargado. Al contrario de su primo que es un hombre feliz.
--juré que nunca volvería a mi país.
Guillermo abraza por el cuello a su primo:
--gracias por venir.
--¿y bien?¿cual es la urgencia?
--será mejor que lo veas tú.
Se acerca a la costa y ya Enrique ve a lo lejos a Pippa.
--¿¡qué significa esto?¡
--¿no crees que ya han estado mucho tiempo separados? Ella está sola, esperando. No se ha cansado de buscarte. Cuando te encontró acudió a mí para pedirme ayuda.
Enrique se emociona al ver a su amada.
--para el coche.
--¿porque?
--¡¡para¡
Guillermo para.
--¡¡quiero regresar¡
--No seas tonto. Pippa te ama. A ella le da igual no tener más hijos.
--yo no quiero que se sacrifique, que sea infeliz por no poder ser madre de nuevo --amargado.
--¿y crees que Pippa va a ser feliz sin ti?
--encontrará otro hombre.
--pero ella te quiere a ti. No tener hijos no es una tragedia. vivir sin amor sí.
--tú eres padre. Tienes 3 hijos. Eres un hombre completo.
--Soy tan hombre como tú y tienes tanto derecho al amor como yo.
--es que ella no será feliz con un hombre incapaz de tener hijos.
--Lleva 3 años sola, sufriendo por ti. Eso es lo que quieras para ella?¿para ti? almenos hablen. Aún es tu esposa, se merece eso.
Guillermo conduce hasta el lugar en el que se encuentra Pippa. Enrique siente que su corazón va a estallar de felicidad pero es un hombre frustrado y amargado que no le permite a su corazón ser feliz. Sale del auto y Pippa corre hacia él. Él no se mueve. Pippa lo abraza llorando:
--te amo. ¡¡te amo¡
Ella lo abraza y lo besa con desesperación. Llora y él tiembla.
--¡¡no te vuelvas a ir¡ --le suplica.
--Es que no quiero para ti un hombre esteril --frustrado y amargo.
Guillermo los deja solos. Pippa pone sus manos en las mejillas de Enrique :
--¡¡te amo¡¡y te amaré toda la vida¡¡si te vas me condenarás a una vida llena de desgracia, de amargura¡
--¡¡es que no puedo aceptar que si tienes una hija es porqué te la dio él¡ --angustiado.
--¡¡pero yo te amo a ti.¡
Pippa lo va besando y aunque se muere de amor por él Enrique sigue sin responder a esos besos. Ella está muy pegada a él al que siente como un animal herido que tiene que proteger:
--tú me aceptaste con el hijo de otro. No seas egoísta. ¿porque yo no te puedo aceptar estéril ? Además, dijiste que ibas a querer a mi hija como si fuera tuya. Pues ya te has perdido sus primeros 3 años. ¿a que más vamos a renunciar? Ella aún te podrá ver como a su padre. Todo será más fácil que si dejamos pasar los años, ¿quieres que Aurelio se salga con la suya?.
--Sé que Aurelio tiene 2 hijos con Maju y tendrá el tercero. ¡¡no soportaré sus burlas.¡
Y él llora y ella no deja de acariciarlo para hacerle sentir su amor:
--¡que no te importe. Si quieres viviremos aquí. Haré lo que tú quieras, pero no me dejes¡
Y Enrique finalmente acaba siendo vencido por el amor de Pippa. Ésta por fin logra que responda a sus besos y se funden en un solo cuerpo. Los dos se aman y no desean volver a separarse.
--aférrate a mí. No me dejes, mi amor –suplica ella.
--te necesito tanto, te amo tanto.
Y los dos se siguen besando con lágrimas en los ojos y la promesa de no volver a separarse jamás.

FIN












1 comentario:

  1. ESO FUE HERMOSO... apenas he encontrado este fanfic (novela, como sea...) y me ha parecido de lo mas fantastico, gracias por subirlo.

    ResponderEliminar